¡Suma una mejor visibilidad y comunicación del fútbol femenino con sus fans!
2,50 €/mes

El ejemplo a seguir del CE Europa

PRIMERA NACIONAL
07/10/2021 | Marc Andrés i Sanz
El club catalán se ha declarado abiertamente antifascista, antimachista, antihomófobo, antirracista y antibullying y lucirá un parche en su camiseta que así lo acredita
El ejemplo a seguir del CE Europa
CE Europa
El Club Esportiu Europa es un club de fútbol de la Vila de Gràcia de Barcelona. Como tal, es una entidad muy arraigada al barrio, comprometida con distintas causas sociales y la constante lucha vecinal. Con una línea política muy definida y apoyada por todos sus seguidores, el Europa sigue dando pasos humanos dentro de la sociedad de hoy en día y, por ende, dentro del fútbol femenino. Hace pocos días, el club se declaró oficialmente antifascista, antimachista, antihomófobo, antirracista y antibullying. Para demostrarlo y lucirlo con orgullo en cada encuentro, todos los equipos del club ya han empezado a llevar un parche en la camiseta con el lema “Diem No”, mantra que también se puede ver en una de las vallas publicitarias del Nou Sardenya, el estadio del Europa.

“Tenemos una responsabilidad social y política y este era un paso que debíamos hacer. Estamos en un contexto de ofensiva de valores que representa la extrema derecha, contrarios al respeto hacia las personasafirma Ramon Armengol, Responsable Social del CE Europa, quién defiende por completo esta decisión de la entidad, que trata valores humanos básicos. Una decisión que respalda por completo la primera plantilla femenina, como defiende la capitana del Europa, Andrea Porta: “Sorprende que más clubes no se declaren con estos valores. No sólo un club de fútbol, sino la mayoría. Estos son valores básicos de convivencia. Por un lado, estoy muy orgullosa, pero por el otro es muy fuerte que esto sea noticia”.

Porta
Andrea Porta, capitana del CE Europa. | Foto: CE Europa

Política y deporte van de la mano


Desde el Europa tienen claro que la decisión tomada mezcla política y deporte, dos ámbitos que siempre han ido juntos, como recalca Armengol: “El que defiende que hay que separar política y deporte, luego con sus actos, demuestra que van de la mano”. El club barcelonés no es nuevo en esta toma de decisiones, ya que la fuerte vinculación al barrio y a su gente hacen que la masa social del Europa demande un club que apoye los movimientos sociales y la lucha de clases, para así estar implicado y formar parte del día a día de la gente. Por ello, el Responsable Social del club celebra la reacción de los socios: “Todos los inputs que hemos podido tener son positivos. Nuestra gente está muy orgullosa que el Europa haya hecho una declaración de este tipo".

Además, para Andrea Porta, este posicionamiento es necesario y forma parte también de una lucha interna que tiene la mujer tanto dentro de la sociedad, como dentro del mundo del fútbol: “Como mujeres, nos sentimos mucha más nuestra esta lucha”. Por ese motivo, lo más importante que destacan tanto Armengol como Porta es que esta oficialización no quede solo en un anuncio, se ponga en práctica y se trabaje sobre ella día a día, para conseguir erradicar cualquier tipo de actitudes discriminatorias, como confirma la capitana del equipo: “Con las otras capitanas, hablamos sobre propuestas que hacer de cara al club, como futbolistas del femenino, para llevar a la práctica todos estos valores; que no quede nada teórico”.

La importancia de inculcar estos valores fuera del fútbol


Con una ratificación en la Asamblea de Socios como último paso para hacer oficial el posicionamiento del Europa, fuera del campo sus jugadoras defienden e intentan transmitir esos valores. Este es el caso sobre todo de Andrea Porta, ya que la capitana del Europa, fuera de su vida futbolística, trabaja como maestra de escuela y en su día a día defiende una clara manera de educar a sus alumnos y alumnas: “Los valores que yo tengo y los que ha declarado el Europa son los que intento transmitir a los niños y niñas. Coeducación, igualdad de género… Hay que trabajarlo y lo estamos trabajando. Creo que es importante que conozcan la realidad que vivimos”.

Además, para poder defender los valores que la definen, es importante formar parte de un club que vaya en esa misma sintonía; por ese motivo, Andrea Porta se muestra orgullosa de ser del Europa y estar empezando su novena temporada como “escapulada”: “El Europa nos ha igualado mucho con el masculino en varios aspectos, como la repercusión social en redes, en medios, es espectacular lo que se ha hecho. Cosas que quizá son básicas, antes no pasaba”. Eso sí, pese a celebrar las acciones que está haciendo su club, la futbolista se pregunta por qué en otras entidades no suceden cosas similares, llegando a cuestionar la intención de algunos clubes con el fútbol femenino: “Al final llegas a pensar que, para algunos, tener un equipo femenino es postureo de cara a la sociedad”.

Europa
Las jugadoras cantando con la afición | Foto: CE Europa

Deportivamente inmejorables


Dejando a un lado este posicionamiento necesario dentro del fútbol femenino, el Europa ha empezado de manera brillante esta nueva temporada. El equipo barcelonés ha ganado las cuatro jornadas que ha disputado en Primera Nacional, con victorias contra rivales de entidad como el Son Sardina o el Espanyol B. Por ese motivo, y también por la experiencia acumulada de pasadas campañas en la categoría, la ilusión y la ambición del equipo está por las nubes; así lo cree Porta: “Creo que este es el año. Soy prudente, pero este año pinta muy bien, hay un equipazo, se han hecho fichajes que han subido mucho el nivel y el grupo está muy unido. Nos creemos lo que estamos haciendo. El Europa es claro candidato al ascenso”.

El único punto negativo del año, personal para Porta, es que ella ahora mismo está lesionada, tras romperse el menisco en un encuentro de pretemporada ante el Barça B, una lesión que quiere superar rápido para enfundarse de nuevo la elástica “escapulada”: “Al ver la camiseta, con el nombre, el parche en la camiseta y la valla allí, me entran muchas ganas de jugar y celebrar que estoy en un club como el Europa”. Porque, al final, las futbolistas del club catalán sienten el equipo como suyo y notan el cariño tanto de los directivos como de la afición; que llega a conseguir ser la envidia de toda una categoría y hacer que el ambiente del Nou Sardenya pueda mirar de tú a tú al que se ve en algunos campos de la Primera Iberdrola: “Jugar en el Europa es un orgullo, pero tener esta afición es un privilegio, cada domingo es una alegría. Es increíble, hay que vivirlo y somos envidia de muchos clubes. La gente nueva alucina”.
MÁS NOTICIAS FÚTBOL FEMENINO:
VOLVER
El ejemplo a seguir del CE Europa
FacebookTwitterInstagramYoutube
¡Hazte Futboleras!