Mejor VISIBILIDAD para ELLAS
SUSCRÍBETE

“El Valencia Féminas CF B 21-22 es un proyecto renovador y el objetivo del equipo era madurar”

LA ENTREVISTA
17/03/2022 | Manel Expósito
Natalia García logra el ascenso a Tercera RFEF del fútbol femenino en un filial con la prioridad formativa del talento en la Ciudad Deportiva de Paterna
“El Valencia Féminas CF B 21-22 es un proyecto renovador y el objetivo del equipo era madurar”
Valencia CF

El Valencia Féminas CF B fue el equipo de Primera Nacional (G7) que, prematuramente, más rápido confirmó su ascenso a Tercera RFEF. Un objetivo más bien secundario en uno de los filiales de la tercera categoría nacional. El segundo conjunto valencianista tiene la formación y crecimiento de su plantilla como primera meta, pero el buen trabajo en la base ‘ché’ se ha consagrado con el ascenso de categoría, con Natalia García al frente del equipo.


La entrenadora del filial del Valencia Féminas conoce a la perfección la metodología y la base valencianista, tras seis años formando talento en la Ciudad Deportiva de Paterna y un séptimo curso de aprendizaje en la VCF Canada Academy.


En su regreso al club el pasado verano, Natalia García se hizo cargo del Valencia Féminas CF B, en un cambio generacional en el filial pero que se ha demostrado el gran talento y cantera que se forja en el club con una nueva gesta deportiva.


¡Enhorabuena por el ascenso, Natalia! ¿Fue el objetivo que se planteó a principio de temporada?

En ningún momento se planteó que el objetivo principal fuera el ascenso. El ambiente que había en el vestuario era el de trabajar en este proceso y evolución partido a partido. Esa ha sido la clave de todo el crecimiento que hemos tenido. Más que conseguirlo a seis jornadas del final, sabíamos que si se trabajaba podía llegar. Hasta que se acabó produciendo.


¿Qué ambiente se encontró en el vestuario en la primera charla? Como filial, el equipo regresaba a Primera Nacional tras descender de Reto Iberdrola.

La pasada temporada no estuve en la academia así que desconozco que tipo de ambiente y situación había en el equipo. Sí que es verdad que este año ha habido un proyecto renovador, con jugadoras muy jóvenes en el filial, una media de edad de 17 años y parte de esta juventud en dinámica de primer equipo. Es un reto para el cuerpo técnico, gestionar un abanico de perfiles de jugadoras con mucho talento, muchísima ambición pero también con ese déficit de madurez que se ha ido obteniendo durante la temporada. Nos centramos en conocerlas, tratar los puntos fuertes de cada una de ellas y eso nos acabaría dando el premio colectivo como lo estamos llevando hasta ahora.


¿Un cambio generacional en el equipo comenta?

Absolutamente cambio en toda la estructura. Tan solo tres jugadoras repiten temporada en el filial y es un proyecto pensado para mantener bloque de cara a los próximos dos o tres años y a partir de ahí sacarle rendimiento y favorecerles el contexto para crezcan y tengan el primer equipo como una base de explotar su rendimiento individual.


¿Cuál ha sido el proceso de adaptación por su parte, su staff y el de las jugadoras?

El grupo de esta temporada ya lleva más de cinco años en la academia y se conocían. Habíamos trabajado juntas en categorías inferiores, con lo cual la adaptación sí quera necesario porque es una etapa diferente pero el elemento facilitador de todo ello ha sido el club, la academia y sus ganas de querer aprender, entrenar y competir.


Entiendo que había también esa Ilusión por su parte de reencontrarse con jugadoras que ya tuvo en etapas anteriores en el club

Por supuesto. El hecho de volver ya era un incentivo y una motivación, pero de reencontrarme con jugadoras que habíamos trabajado juntas, que la habías visto crecer pues todas sienten lo mismo. En la academia es muy fácil integrarse y motivador. Era uno de los puntos fuertes del retorno.


¿De uqé manera destaca, futbolísticamente, el éxito de este ascenso?

Somos un equipo que tenemos una identidad de conjunto dominador, protagonista, que genera muchas situaciones de gol y de incertidumbre hacia el rival. La presión también es intensa, presionar alto para recuperar el balón y dominar a partir de él.


La pasada temporada no estuvo en el Valencia CF sino en la VCF Canada Academy, ¿lo veo como regresar al punto de partida?

Para nada lo veo como un volver a empezar. El entorno del Valencia B está en un entorno profesional como la Academia del Valencia CF. El haber salido lo veo como una oportunidad para volver a coger impulso y seguir creciendo y formándome.


¿Qué tal fue la experiencia en Canadá?

Son una de esas experiencias que marcan tu vida. Viajar a un contexto totalmente diferente al que estás acostumbrada. Se trataba de adquirir nuevos roles y responsabilidades de trabajo. Fue muy enriquecedor y gratificante.


Y la próxima temporada a Tercera RFEF, con nuevos retos, nuevos objetivos…

El objetivo ahora es acabar la temporada, que quedan bastantes jornadas por delante. No quiero pensar a largo plazo ni tampoco nos ponemos objetivos individuales dentro de la academia. Se trata de progresar, crecer y si eso implica estar en una categoría superior como la Tercera RFEF pues bienvenido sea. Hasta ahora, mi único foco es terminar la temporada y que las jugadoras obtengan sus objetivos individuales.


¿Ha sido más complicado el lazo con el primer equipo al estar en una categoría inferior o han existido esas oportunidades de Primera Iberdrola?

Hay muchísimo talento en el Valencia. El reto que tenemos los staff es intentar facilitar a las jugadoras ese enlace y que las oportunidades lleguen. Este año ya hemos tenido jugadoras en dinámica de primer equipo.


Comenta que ha habido un cambio generacional, con una plantilla muy joven. ¿La Primera Nacional es un nivel óptimo en ese proceso de adaptación al mundo amateur?

Es un año de madurar de un equipo muy joven que viene de categoría cadete, regional. Al principio costó asimilar y encajar piezas. En el momento que fuimos adaptándonos para engrasar el equipo de cara a ser competitivas y rendir dimos ese paso adelante, tanto las jugadoras del filial como las cadetes.

 


Y de esta manera se ha logrado el objetivo en el Valencia Féminas CF B. Sin fijarse la meta del ascenso como prioridad y con la formación y crecimiento como base, el salto de categoría se ha confirmado con ADN valencianista. ¡Enhorabuena, Valencia y mucha suerte Natalia García en tus próximos objetivos ché!

MÁS NOTICIAS FÚTBOL FEMENINO:
VOLVER
“El Valencia Féminas CF B 21-22 es un proyecto renovador y el objetivo del equipo era madurar”
FacebookTwitterInstagramYoutube