¡Súmate a la mejor visibilidad y comunicación del fútbol femenino con sus fans!
2,50 €/mes

Keyla y Karla Bermejo, el ejemplo paradigmático del fútbol base femenino español

LA ENTREVISTA
09/09/2021 | Antonio Rodríguez López
Juegan en el Son Sardina, tienen quince años, son hermanas y ya conocen las claves del fútbol -y de la vida-. Karla y Keyla Bermejo son un ejemplo para el fútbol femenino español
Keyla y Karla Bermejo, el ejemplo paradigmático del fútbol base femenino español
Son Sardina y G. Rubert

Si hay algo que destaca en nuestro fútbol femenino español, además de la evidente sororidad existente, es la tendencia creciente del fútbol base. Cada vez son más los equipos consolidados que trabajan para construir una cantera especializada y centran sus esfuerzos en llevar a todas esas niñas al primer equipo. Así, tanto Primera Iberdrola, como Reto Iberdrola y Primera Nacional son esas competiciones en las que es habitual encontrar en la titularidad a jugadoras de 15, 16 o 17 años. El caso más reciente lo encontramos en Vicky, jugadora de la cantera del Madrid CFF, que, con solo 15 años, un mes y diez días, debutó en Primera Iberdrola frente al Athletic Club.


El Son Sardina, de Primera Nacional, cuenta en sus filas con dos hermanas, que, a sus quince años, demuestran una madurez y soltura impropia para su edad. Ellas son Karla y Keyla Bermejo, barcelonesas y ex jugadoras del RCD Espanyol. Keyla, lateral, sabe que sin trabajo no se consigue nada en esta vida. Karla, delantera centro, comparte la sabiduría de su hermana y guerrea por convertirse en una habitual en las convocatorias de las categorías inferiores de la Selección Española. Disfrutan y viven el fútbol sabiendo que es un terreno pantanoso. Por eso se muestran cautas con su futuro. Karla y Keyla son un ejemplo paradigmático perfecto del camino que debe seguir el fútbol base femenino español.

 

Pregunta. Hay mucho que exponer en estas líneas, así que empecemos por el presente. Comienza una nueva temporada en Primera Nacional para vosotras. ¿Qué os aporta el Son Sardina?

Respuesta. (Keyla) Yo, por mi parte, no he tenido muchas oportunidades de ser titular hasta ahora, pero me he esforzado cada vez más y creo que puedo ganarme un puesto en la titularidad. En mi posición hay más jugadoras y hay más competición por ganar sitio. El Son Sardina es un equipo que nos aporta esta competitividad, ganas, lucha y hermandad entre las compañeras. También nos permite aprender, mucho.


P. Es un equipo muy familiar, ¿no? Lo cual siempre es de agradecer, sobre todo para jugadoras tan jóvenes como vosotras…

R. (Karla) Sí, totalmente. Estamos todas las jugadoras muy unidas. Nos tienen muy bien acogidas. Nos tienen un cariño especial por ser las más pequeñas del equipo.


"El Son Sardina es un equipo que nos aporta esta competitividad, ganas, lucha y hermandad entre las compañeras".


P. Llegasteis al Son Sardina hace unos años por motivos laborales de vuestra familia, después de pasar por el Espanyol y haber vivido en Barcelona. ¿Cómo fue la adaptación al nuevo equipo?

R. (Keyla) Bueno, al principio afloró la típica vergüenza de los comienzos, es inevitable. Pero, como íbamos las dos juntas fue mucho más fácil. Una tiraba de la otra y la otra de la una. Yo siempre he sido más sociable, pero nos adaptamos muy bien. Nos hicieron muchas preguntas el primer día (risas).


P. ¿Siempre habéis ido juntas?

R. (Karla) Siempre. Tanto en los equipos como en el día a día. A los sitios a los que vamos, vamos juntas. Y queremos ir juntas y seguir yendo juntas, mientras podamos.


P. ¿Y vuestros inicios? ¿Por qué, o cómo, elegisteis el fútbol? ¿Fue “amor a primera vista”?

R. (Karla) Desde pequeñas, en el colegio, ya nos gustaba el deporte y probamos el fútbol. Un día jugamos por primera vez y nos encandiló.


P. Empezasteis, además, jugando en equipos mixtos. Es algo que, de hecho, tenéis relativamente reciente. Y es algo que surge a menudo en el debate público: apostar por el fútbol base exclusivamente femenino. ¿Cuál fue vuestra experiencia? ¿Notasteis diferencias en el cambio a una liga exclusivamente femenina?

R. (Karla) Fue complicado jugar con niños. Sobre todo, para nuestra adaptación. Es cierto que los chicos tienen otro físico, suelen ser más grandes. No obstante, siempre tratamos de acostumbrarnos y hacerlo lo mejor que sabíamos. Después, al pasar a jugar únicamente con y contra chicas, fue ciertamente un alivio. Ahí supimos adaptarnos mucho más rápido y mejor.

(Keyla) El hecho de estar con chicas nos hace sentir mejor. Nos sentimos, además, muy acogidas, nos conocemos mucho más.


P. ¿Creéis entonces que se debe trabajar en el desarrollo y creación de equipos femeninos en el fútbol base?

R. (Karla) Claro, por supuesto. La clave es que la adaptación es mucho más rápida y cómoda para las niñas pequeñas.

 

P. Hermanas y futbolistas. Es una historia que se repite hasta la saciedad en el fútbol femenino. Eli y Sara del Estal, Noelia y Natalia Ramos, Pilar y Nuria Garrote son algunos de las parejas de hermanas que están presentes en nuestras ligas. Por el mismo camino aparecéis vosotras. ¿Qué sensaciones os genera jugar juntas?

R. (Karla) Siempre es más fácil todo si tienes a tu hermana al lado. Con la Selección, por ejemplo, era raro. Necesitaba a mi hermana.


P. Es cierto. En tus recientes convocatorias con la Selección, Karla, has estado sin Keyla en un vestuario. ¿Te acomodaste bien?

R. (Karla) Como te digo, al principio me costó. Pero me acostumbré a estar con las compañeras y estuve bien. Además, hablábamos cada día por videollamada.


(Keyla) Siempre hemos estado muy unidas y somos muy importantes la una para la otra. Tenemos además otra hermana pequeña, pero ella tira más para la gimnasia.


P. Y son ya varias internacionalidades, Karla. A parte de hablar del periodo de adaptación, ¿qué supone para ti jugar con las categorías inferiores de la Selección Española?

R. (Karla) Es un sueño. Esta última vez ha sido la que más me ha dado. Es un sueño. No me lo creía. He disfrutado muchísimo, he dado lo mejor de mí y ojalá se vuelva a repetir. Es lo que más deseo.


Selección Española

Karla en una de las últimas convocatorias con la Selección Española Sub-15 | Selección Española


P. ¿Qué sentiste con la primera llamada?

R. (Karla) Mucha emoción, mucha ilusión y unas ganas inmensas de dar todo de mí. Al principio no me lo creía.

(Keyla) Doy fe, doy fe.


P. Hablando de vuestro perfil futbolístico, Karla, eres una auténtica killer del área. Tienes récords goleadores por doquier. Tú, Keyla, en cambio, eres una bala en banda y tienes la madurez necesaria para saber mantener la posición. ¿Qué aspectos de vuestro juego destacaríais?

R. (Karla) Me considero una jugadora luchadora, que no se da por vencida, que va a todos los balones. Además, a base de tener el balón trato de sacar una chispita de magia, trato de sorprender.


(Keyla) Yo me quedo con la velocidad y la aceleración. Es uno de los aspectos que me gustan de los defensas. Es necesario para el equipo y, con tal de ayudar al equipo, me gusta. A veces defiendo, a veces ataco, como lateral que soy, pero prefiero defender.  Con el sistema del equipo me siento muy cómoda. Dependiendo de la ocasión, sube la otra lateral o subo yo. Pero, por lo general, yo me quedo más atrás.


P. Sois muy jóvenes aún, todavía estáis acabando la E.S.O., pero el futuro está a la vuelta de la esquina. ¿Qué idea tenéis para el porvenir? ¿Fútbol, estudios o ambos? ¿Seguir en el Son Sardina?

R. (Ambas) La idea es seguir estudiando. Quizás no a la universidad, es algo que no hemos pensado aún, pero seguir estudiando sí.


(Keyla) Es cierto que siempre nos ha conmovido a ambas la idea de jugar en un equipo grande, al que podamos aportar todo lo que tengamos y podamos. Pero eso ya lo lleva mi padre.

(Karla) De momento este año hemos renovado y supongo que, según cómo vaya la temporada, se verá. Depende de mi padre también. Supongo que tiene alguna oferta, pero eso ya va más por él. Es nuestro padre el que lo controla. No nos cuenta mucho porque piensa que, por nuestro bien, cuanto menos sepamos, mejor. Sabemos que tenemos que darlo todo esta temporada para ver si así surge algo.

MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
Keyla y Karla Bermejo, el ejemplo paradigmático del fútbol base femenino español
FacebookTwitterInstagramYoutube
¡Hazte Futboleras!