¡Suma una mejor visibilidad y comunicación del fútbol femenino con sus fans!
2,50 €/mes

La cercanía que nos separa

OPINIÓN
18/09/2021 | Araceli Ochando Seva
La paradoja del fútbol femenino español es que, cuanto más se acerca a la profesionalización, más se aleja del aficionado. Y hay algo que el aficionado no puede soportar: la falta de información importante
La cercanía que nos separa
Real Betis Balompié

La fácil accesibilidad con la que contábamos cuando esto empezó parecía que iba a ser una de las grandes perjudicadas para cuando se profesionalizara. Todavía estamos en proceso de profesionalización y la lejanía es un hecho.

 

No, no venimos a hablar de la selección ni del compromiso internacional de las jugadoras elegidas. El compromiso, por otro lado, brilla por su ausencia. Todavía no sabemos muy bien cómo llevarnos con esta nueva temporada. Está siendo, de lejos, la más lejana y permítannos las redundancias.

Estamos viendo como los aficionados, los medios y demás interesados en esto se enteran de lo que está pasando dentro del campo días después y, a veces, con suerte a través de un tuit que nunca suele ser del perfil oficial del equipo.

 

Porque está claro que la accesibilidad con la que contábamos cuando esto empezó iba a ser una de las pérdidas pero a favor de su crecimiento. No nos podemos quejar. Y lo aceptamos, lo aceptamos por el bien de todas. Porque con eso, conseguiríamos convertirlas en referentes. 

 

Primera Iberdrola, más lejos que nunca


Pero lo que no aceptamos es la falta de información. Son cosas distintas. Son cosas que nos alejan pero que nos hacen falta y que también habíamos conseguido porque así también conseguimos convertirlas en referentes. No hablamos de temas de derechos audiovisuales y otras burocracias de las que no tenemos potestad porque siguen bloqueadas hasta a saber cuándo, de eso solo los ‘Daríos’ sabrán.


De lo que estamos hablando es de lo que habían conseguido jugadoras y algunos clubes haciéndonos llegar contenido e información de calidad, claro y cercano. Sobre todo, cercano. Una característica muy distinta a lo que nos había acostumbrado el fútbol masculino. Las jugadoras reaccionaban, comentaban publicaciones, interactuaban con todo el fandom. Cuando la profesionalización empezaba a dejarse ver,  los clubes comenzaron a tomar poder y establecer políticas para que entrevistar a jugadoras o acceder a los campos fuera un proceso protocolario, frío y pactado, algo a lo que no estábamos acostumbrados. Y lo aceptamos, también, claro porque queríamos seguir viéndolas a pesar de las dificultades, queríamos que las trataran como referentes.


La Liga

Rosa Márquez se marcha lesionada del último partido de Primera Iberdrola | Vía La Liga

 

Ahora nos ofrecen entrenamientos, videos inside, eventos con patrocinadores… lo aceptamos pese a ser algo más que pactado y lo más lejano de lo natural, pese a esta cercanía que nos aleja. Pero hay algo a lo que no accedemos: la falta de información importante. No puede ser. Puede que sea estratégico, y claro que cuesta dar una mala noticia y más en una temporada crucial, pero que se tenga que conocer por medio de la propia jugadora o por un tuit o lo que es peor, por medio del seleccionador tres días después de haber leído que “se retiraba en camilla” por redes sociales, acaba resultando completa y rotundamente contraproducente pues la sensación que percibimos es de desprotección y de descuido hacia los aficionados y por consecuente hacia la propia jugadora.


"Hay algo a lo que el aficionado al fútbol femenino no accede: la falta de información importante".

 

No caigamos en la trampa de los referentes mal. Venimos viendo desde tiempo atrás que no es bueno, que no acerca y lo tenemos todos los días en la televisión con el fútbol masculino. No caigamos en la trampa de la lejanía, en ocultar información que puede interesar, que pueda atraer, acercar y ayudar, información y comunicados que puedan eliminar barreras y que sirvan para convertirlas en referentes bien porque es lo que son y es lo que merecen y que todos los demás, con el panorama que tenemos, necesitamos. 

 

 

 

 

MÁS NOTICIAS FÚTBOL FEMENINO:
VOLVER
La cercanía que nos separa
FacebookTwitterInstagramYoutube
¡Hazte Futboleras!