¡Súmate a la mejor visibilidad y comunicación del fútbol femenino con sus fans!
2,50 €/mes

María Bores refuerza la zaga del Rayo Vallecano femenino

LA ENTREVISTA
12/08/2021 | Antonio Rodríguez López
Después de cuatro años en el Sevilla femenino, María Bores regresa a la capital de España. La madrileña es un nuevo refuerzo defensivo para el Rayo Vallecano femenino de Primera Iberdrola
María Bores refuerza la zaga del Rayo Vallecano femenino
Selección Española

El mercado futbolístico fluctúa, se mueve a diferentes velocidades, sorprende con movimientos inesperados y confirma secretos a voces. El verano 2021 en Primera Iberdrola se presentaba como un mar embravecido: nadie sabe qué se va a poder encontrar en la orilla cuando baje la marea. Lo que ha encontrado el aficionado al fútbol femenino, el seguidor de la Primera Iberdrola, han sido auténticos tesoros en forma de fichajes. El Real Madrid femenino, con las llegadas de Athenea del Castillo, Esther González o Claudia Zornoza; Ingrid Engen, Fridolina Rölfo e Irene Paredes con la elástica blaugrana; o un Villarreal femenino ataviado para las batallas que se lidian en Primera Iberdrola. Pero, de entre todos los equipos, el Rayo Vallecano femenino ha sido de los últimos en enseñar sus cartas. En Futboleras hemos charlado con uno de los últimos fichajes del cuadro rayista: María Bores.


Después de cuatro años en Sevilla, que, sin duda, han contribuido a la formación de su carácter como jugadora, María Bores vuelve a la capital de España para ser parte de uno de los equipos históricos de nuestro fútbol femenino.


UNA VUELTA AL PASADO: EL ÉXITO EN PRIMERA IBERDROLA PASA POR REGRESAR A LA CAPITAL 

 

PREGUNTA. A punto de vestir la elástica de un histórico del fútbol femenino nacional, como es el Rayo Vallecano. ¿Qué sientes tras el fichaje?

RESPUESTA. Me siento muy feliz. Poder estar en un club con tanta historia, sobre todo el en fútbol femenino español, todo lo que ha conseguido y lo que conlleva haberlo obtenido. Es un club que ha marcado mucho, incluso cuando estaba la anterior Superliga. Así que estoy ilusionada. Cuando me surgió la oportunidad la recibí con muchísima emoción y no lo pensé dos veces.


P. Entonces es la llamada que te deja los ojos brillantes, ¿no? ¿Cómo se produjo la negociación? ¿Qué te llama del proyecto para llegar allí?

R. Es un club con una gran historia, un ambiente característico y una afición envidiable. Importa mucho la cercanía y la manera en la que el club tira de la afición.


Además, tener a mi familia cerca es otro aspecto importante para decidir el lugar donde quieres continuar tu carrera deportiva.

Me comentaron el proyecto, los objetivos, lo que querían conseguir y me gustó. Sobre todo la visión que tienen y el perfil de jugadoras que se unirían al proyecto. Me pareció buena apuesta. Considero que todo consiste en seguir creciendo como jugadora y como persona. Los cambios cuestan, pero creo que era momento de cambiar.


P. Vuelves a la capital, de donde saliste. ¿Tiene mucho peso la ciudad en la balanza de decisión?

R. Sí, mucho. Soy una persona muy familiar. Llevo ya cuatro temporadas, casi cinco años fuera y con la pandemia he echado en falta a los míos, tenerlos cerca. Ha sido muy duro.


También tengo la suerte de que puedo seguir mi carrera universitaria aquí. Tener estas posibilidades han hecho que me decanté por el Rayo Vallecano femenino.


"Salí del Atlético de Madrid femenino teniendo poca experiencia en Primera Iberdrola y el Sevilla femenino decidió contar conmigo. Siempre estaré agradecida".


P. Cuatro temporadas como sevillista… ¿Qué te llevas de otra entidad tan futbolera?

R. De Sevilla me llevo la experiencia de haber pertenecido a un gran club, un saco repleto de emociones y una gran confianza que se depositó en mí. Es un aspecto que debo agradecerles. Salí del Atlético de Madrid femenino teniendo poca experiencia en Primera Iberdrola y decidieron contar conmigo. Siempre estaré agradecida.


Pero, no solo al club. También a muchas personas, compañeras y una bellísima ciudad, donde he podido continuar mis estudios y vivir momentos preciosos.


P. ¿Has evolucionado como jugadora?

R. Sí. Muchísimo. He evolucionado como jugadora.

La experiencia que vas adquiriendo es muy importante. Pero, sobre todo, he madurado y crecido como persona.

Este año no he tenido las mismas oportunidades y me ha tocado desempeñar otro rol, del que he aprendido y me ha enseñado a seguir exigiéndome para tener la mente tranquila. La importancia de saber que has hecho bien tu trabajo y que intentas dar el máximo siempre son dos señas de mi identidad. Me exijo siempre todo lo que pueda.


P. Cambiando hacia el tercio futbolístico. ¿Crees que en un proyecto como el del Rayo femenino se encaja viniendo del Sevilla? ¿Ambos plantean sistemas de juego similares?

R. Siempre he dicho que para poder encajar en un nuevo proyecto hay que saber amoldarse. Aplicar los conceptos que ya tienes y aprender de los nuevos que te vayan a enseñar. El caso es seguir cargando la mochila con vivencias, técnicas, tácticas… No depende de un solo factor, sino del sistema de juego, entrenador o jugadoras.


Si hay un punto que comparten ambos equipos, que es lo que más me llama, es que abanderan el lema de “Nunca rendirse”. El Rayo femenino también es de luchar, de pelear, y a mí me encanta. Se parecen en que ponen las cosas difíciles a sus rivales y estoy muy contenta de pertenecer a esa filosofía.


Sevilla FC

María Bores peleando un balón con la elástica del Sevilla femenino | Sevilla FC


P. Es muy importante sentirte identificado con los valores del club que defiendes…

R. Totalmente. Si no te sientes identificado con los valores que el club transmite, cuesta más adaptarse. Pero, en el momento en que te sientes en consonancia con los principios del club, es muy fácil acostumbrarte a un nuevo sitio.


P. ¿Qué le puede aportar María Bores al Rayo femenino?

R. Es buena pregunta (risas). Como futbolista, y como persona, mi exigencia. Me gusta trabajar para que todo salga de la mejor manera posible, aunque no siempre sea así. De hecho, me equivoco, me caigo, pero estoy segura de que me levanto. Soy muy testaruda y constante.


Lo que llevo en mi cabeza desde pequeña es que, como jugadora tanto como persona, tengo que hacer las cosas porque las disfrute y porque me gusten. En el momento en que ya no disfrute o no lo vea del mismo modo, tendré que cambiar. Lo primero es disfrutar y yo lo que quiero es seguir disfrutando. 


P. ¿Cómo te definirías como futbolista, entonces? ¿Tenaz, trabajadora?

R. Trabajadora, tenaz, exigente y luchadora. Me gusta pelear.


P. Esta pregunta es prácticamente automática, entonces. ¿Qué te puede aportar el Rayo a ti?

R. Justo lo que acabamos de hablar. Es un equipo que lucha, que trabaja y no pone las cosas fáciles. Los últimos años ha parecido que estaba ahí, peligrando en zona de descenso, pero siempre se salva, por algo será, ¿no? Creo que no se rinde, que luchan. Y esa marca va conmigo.


Ojalá ser yo una de ellas.


P. Después de tu despedida del Sevilla se han podido ver varias muestras de cariño por redes sociales. De periodistas, ex compañeras, amigos… ¿Qué significan para ti? ¿Te sientes arropada?

R. Me siento muy arropada. Significan muchísimo para mí. Soy una persona muy sentimental. Ya no solo en las redes públicas, sino por privado me han llegado muchos mensajes que me dejaban sin palabras. No sabía ni qué responder.


Sé que cada una de esas personas me tiene mucho cariño. Siempre me lo han demostrado, estando cerca de mí. A veces puede ser una presión añadida, un elemento que, sin duda, me ayuda a poner y mantener los pies en el suelo. Hago las cosas por mí y también por la gente que confía en mí.


Su cariño y su apoyo me ayuda muchísimo.


LOS OBJETIVOS DE MARÍA BORES PARA TRIUNFAR EN EL RAYO VALLECANO FEMENINO


P. ¿Qué objetivos personales tienes marcados para esta temporada?

R. Soy de marcarme objetivos a corto plazo. Miro día a día, no más allá. Lo único que quiero es seguir exigiéndome, seguir viendo mejora y progreso en mí, y, gracias a ese progreso, ayudar al equipo y conseguir grandes hitos.


P. ¿Eres más de disfrutar en el campo o de disfrutar sufriendo en el campo?

R. Soy más de disfrutar. Sufro cuando veo fútbol, pero cuando juego disfruto. Evidentemente, como jugadora exigente, me encanta competir, pero disfruto de esa competición.


P. Como cuando vas de copiloto o conduces tú…

R. Exactamente eso.


P. A pesar de que tus objetivos sean a corto plazo, se avecina una temporada marcada por la incertidumbre, en cierto modo. Para concluir, ¿qué esperas de la temporada?

R. La verdad, espero que sea una temporada en la que podamos dar un golpe sobre la mesa. Espero que demostremos que el Rayo femenino no solo está en las quinielas del descenso, que tenemos calidad, que valemos y que merecemos estar también peleando por las posiciones de arriba.

MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
María Bores refuerza la zaga del Rayo Vallecano femenino
FacebookTwitterInstagramYoutube
¡Hazte Futboleras!