Querido fútbol: la otra porra

OPINIÓN
01/11/2020 | Andrea Menéndez Faya
Nueva jornada en una Primera Iberdrola que tiene su primer aplazamiento por Covid. Seis partidos en total en nuestro fútbol han sido aplazados este fin de semana.
Querido fútbol: la otra porra
Atlético de Madrid
Aquí iba a desgastar las palabras en un párrafo introductorio que hablara del bar en el que veo el fútbol, de cómo me gusta el gintonic y de esperar a los viernes a última hora para rellenar la porra en la que se sortea un jamón al que acierte el resultado del Madrí, el Barsa, el Oviedo y el Sporting en base a convocatoria, pero ya se me adelantó Miguel Fernandi resumiendo en un tweet que “Hubo un tiempo en el que los jueves y los viernes buscabas las novedades y las noticias de última hora de los equipos… ahora ya casi solo preguntas si van a jugar o aplazaron el partido por Coronavirus”. Seis aplazados esta jornada en el fútbol femenino nacional español, veinte desde que empezamos, y a puntito de entrar el protocolo de verdad el día 14 con el que si no me enseñas los tests no juegas y si juegas con los tests mal hechos, hasta te meto al delegado en la cárcel. Ha tenido que ponerse seria (de más) la Federación porque hay muchos equipos sin controlar la salud de sus jugadoras y jugadores y no se puede medir el rastro que han ido dejando en pretemporada y competición. Fácil también que los haya cuando no se han repartido tests desde Las Rozas, se han puesto condiciones que nadie quiere aceptar y el dinero de los fondos covid sigue sin aparecer. Al lío, hablemos de fútbol mientras podamos:

Había ganas de ver al Betis para ver qué falla, por qué todo lo que está en el papel no carbura, no arranca, no se contabiliza en la tabla. No vale este partido, en el que llegaron a jugar bien en defensa aunque el marcador diga lo contrario y no pudimos ver el despliegue de ataque, salvo una bonita y rápida jugada de Márquez, Otermín y Sosa que mereció acabar en la red y no en la madera. El Barça sigue anexionando territorios con paso marcial. Cayó Sevilla ya a las dos riberas del Guadalquivir en este nuevo arranque del fútbol. Poco que decir del partido que no sea una repetición de lo de siempre, salvo que a María Francesca Caldentey Oliver a ratitos se le pone una carita del Fernando Redondo que fichó el Madrí, el que caminaba por donde no se movía el balón, arrancaba para cogerlo y hacía lo que nadie creía que iba a hacer. El que se atrevía a todo y todo le salía. Con la diferencia de que Mariona no es una promesa, es una realidad, lleva siéndolo tanto tiempo que ya no nos sorprende esa capacidad que tiene para llenar el campo y mejorar cada palmo por el que le apetezca jugar. Es la 9 que no va de 9 si hay que defender como Redondo era el 5 que no iba de 5 si había que atacar, que jugaría bien la pusieras donde la pusieras y que cuando se divierte hace que el resto gocen. Divertite, Mariona. Divertite más. 

El que sigue jugando a truco o trato desde que arrancó la temporada fue el Eibar, devolviéndole al Espanyol los fantasmas del año pasado con una Malena Mieres que sigue demostrando que vale de sobra para Primera. El susto lo puso Lombi: un fuerte golpe en la cabeza, un desmayo y un traslado en ambulancia. Una brecha en la frente y un ojo enorme le dan el outfit perfecto para llevarse el premio al mejor disfraz de este Halloween pero, Anaïr: no nos asustes más. El Eibar 20/21 se parece al Depor del año pasado que salía a sonrisa abierta por jornada. Este curso sale a dolor de cabeza. No va esto, Manu, y empieza a torcérsenos el morro mirando al calendario. Hay que dejar cuatro por detrás para seguir viviendo el sueño y están caros los puntos. Más cuando la Covid sigue planeando por la actualidad, y ese 51% al que se puede cancelar todo y mandarte al infierno viene en negrita en las normas de la competición. Sumar ahora es un ejercicio vital, y todo punto que no se suma es una palada de tierra. Los que creemos, creemos. Somos de los que rezamos porque no podemos achicar agua. Qué fácil sería ser de los que ganan siempre. 

Le tocó perder a la guardería rebelde de la Real, en la que volvió a pisar verde Nahikari. El Madrid tiró de solera y marcó una Priscila a la que aún le queda mucho fútbol que enseñar. Por supuesto, para continuar las tradiciones, Erika también marcó para el Athletic y van ya dieciséis temporadas marcando con la zamarra de los leones. Se dice pronto, pero es media vida. Y otra media lleva también María José marcando. La víctima esta vez fue un Rayo que sigue con su pretemporada particular, intentando pillar ritmo. El partido se le fue en la recta final después de llegar a empatar a doses. Pesan los minutos cuando te han quitado de tenerlos durante meses. Otra que lleva mucha mili es Messeguer que tiró la muralla del EDF en el minuto 77 con un centro medido al milímetro a la cabeza de una Deyna que empieza a ser la Deyna que ocuparía el póster central de Don Balón. Le gusta a partes iguales marcar, celebrar, ganar, entrenar y posar, y eso está reservado a muy pocos. 

Querido fútbol: este simulacro de Primera Iberdrola que no sabemos cuánto va a durar ni cómo va a disputarse tiene cosas maravillosas: esa parte de arriba en la que el Madrid CFF le sopla en la nuca al todopoderoso Barcelona, una Generación Z (ya hablaremos de esto mañana) que tiene que seguir aprendiendo partido a partido de las glorias que aún tienen mucha guerra por dar, y esa dolorosa parte de abajo en la que no queremos ver a nadie porque hay que despedirse de cuatro. Acaba de empezar, me dirán. Sí, pero no sabemos cuándo acaba.
MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
Querido fútbol: la otra porra
¡Conecta con la tribu del Fútbol Femenino!
¿Es para ti?
No lo sabemos.
Lo que sí sabemos es que es para ellas...
Futbolistas, Afición y sus Clubs.
DESCUBRIR MÁS
CONTACTO
Para poder ayudarte e informarte aquí.
FacebookTwitterInstagramYoutube
CLUBS ASOCIADOS
Consulta los clubs e información aquí.
ANUNCIANTES
¿Interesado en anunciarte? aquí.