¡Súmate a su VISIBILIDAD!
SUSCRÍBETE

Raúl Molina: “tenemos que ser los ojos extras del entrenador”

LA ENTREVISTA
14/04/2020 | Carolina Márquez Pino
El analista del Rayo Vallecano trabaja a la par con el cuerpo técnico en la Primera Iberdrola
Raúl Molina: “tenemos que ser los ojos extras del entrenador”
Rayo Vallecano - Raúl Molina
Ojos extra para el entrenador. Raúl Molina desde fuera del campo aporta con un granito de arena en cada partido. El analista de La Franja dedica la semana al fútbol con el objetivo de ayudar al cuerpo técnico de cara a las jornadas en Primera Iberdrola. A partir de estudios de movimientos, tácticas y estadísticas, pueden preparar al equipo frente a cada rival. El Rayo Vallecano es de los pocos equipos que puntuó con el FC Barcelona, mérito de las jugadoras y del trabajo analítico. 

¿Cómo es el rol de un analista?
La principal función es dotar al cuerpo técnico, especialmente al entrenador de la información que te solicite. Tenemos que tener presentes que no somos los entrenadores, pero que sí formamos parte del cuerpo técnico. Tenemos que estar preparados para darle las respuestas a sus preguntas, tenemos que ir en la misma dirección de trabajo, buscar el mismo mensaje que el entrenador quiere transmitir a las jugadoras. En esta misma línea, en los partidos hay que ver aspectos que puedan ayudar al equipo durante el encuentro, porque podemos tener situaciones más elevadas en el campo y esa perspectiva nos dota de una visual. Los entrenadores no lo pueden apreciar, tenemos que ser los ojos extras. Hay un estudio que en un partido, un entrenador no puede apreciar más de el 10 o 20% de las situaciones, por eso también la necesidad de apoyo en los partidos y las grabaciones. 

Cuando estás analizando un partido, ¿tienes la oportunidad de entregar estadísticas al entrenador durante el descanso?
En este caso, hago la grabación y visualizo el partido, no tomo los datos en tiempo real. Pero sí que tomo alguna imagen que luego se la puedo mostrar al cuerpo técnico. En el descanso, mientras las jugadoras bajan las pulsaciones, nos juntamos y vemos algún aspecto del partido. 

¿Cómo es tu trabajo a lo largo de la semana?
Son siete días dedicados al fútbol. Es tanta la pasión que tengo por el fútbol que las horas se me hacen minutos. El trabajo tiene que ir adelantado una semana, en el momento que pita el árbitro la finalización del último partido, nuestro trabajo continúa, hay que analizar el encuentro. Por otra parte tenemos que tener estudiado al rival, el análisis se hace con respecto a su último mes de competición. Y luego el informe al cuerpo técnico lo suelo entregar entre lunes y martes. Así preparamos los aspectos tácticos en los entrenamientos y la visualización es al final de la semana. 

¿Cómo se realizan esas visualizaciones?
Estructuro el análisis del rival en cuatro fases, ataque, defensa, transición defensiva y ofensiva. También suelo añadir movimientos específicos de las jugadoras rivales. Todo ello lo analizo para buscar tendencias del juego que nos vamos a encontrar en el próximo rival. Y luego las sesiones de video análisis con las jugadoras las hacemos los viernes. 

¿Cuánto impacto genera el análisis?
Transmite y que se lo crean. No hay mejor manera de lograrlo que a través de las imágenes. Igual estos análisis no pueden ser muy largos, para que no se pierda el propósito fundamental. Tratas de mostrar las fortalezas y debilidades de tus rivales, para que con tus virtudes hacerles daño. En el fútbol si sabes lo que va a pasar antes de que pase, es una ventaja, un segundo es la vida en este deporte..

Se me viene un ejemplo a la cabeza, se enfrentan a un equipo en la primera parte del torneo, y ya en la segunda vuelven a enfrentarse a aquel equipo, ¿el análisis y preparación para el partido es diferente? 
Sí, hay equipos que conservan los mismos patrones, movimientos y tácticas, pero hay otros que es completamente diferente, ya sea por fichajes, cambios de entrenador. Entonces me baso normalmente en el último mes de competición, sí que hago un vistazo al análisis de la primera vuelta, pero me baso más en el último mes. Hay muchas variables que se deben considerar. 

Raúl Molina


¿Cambia mucho la táctica entre cada jornada?
Sí, cambia. Nuestro equipo es el más bajo en presupuesto, y consideramos que debemos cambiar, porque no te puedes enfrentar de tú a tú con equipos como el FC Barcelona, Atlético de Madrid, Levante, que están en otro nivel. Luego también influye elementos como lesiones, clasificación, que pueden hacer un cambio en el sistema. Pero más allá del análisis que se puede hacer, al final el mérito es de las jugadoras, nosotros aportamos un granito de arena importante, pero es fácil es analizarlo, lo difícil es ejecutarlo. 

En la primera vuelta fueron uno de los equipos que anotaron y le sacaron puntos, me imagino en ese caso tu rol cumple una función mucho más importante. 
Hay partidos contra el Barça o el Atlético de Madrid que tenía patrones sistemáticos, que lo teníamos estudiado. Pero aún teniendo muy bien estudiado al rival, el gran mérito es de las jugadoras. Me nombras al Barcelona, y por muy bien estudiado que esté, el talento individual que tienen esas jugadoras es increíble. Siempre aparece el talento de Jenni, de Mariona y eso no lo puedes prever, entonces al final es muy difícil y nuestras jugadoras hicieron un partidazo. 

La goleadora del equipo es Oriana, ¿cómo se trabaja con ella para que siga por el mismo camino del gol? 
Trabajar con Oriana es muy sencillo, es una profesional desde los pies a la cabeza y tiene una forma para facilitar el trabajo. Es mejor persona que goleadora. Con eso te lo digo todo. Ella como delantera vive del gol y solemos hacer sesiones de finalizaciones, sobre todo al final de cada semana. También trabajamos aspectos tácticos y movimientos, en este caso con las delanteras. 

¿Cómo ves la situación actual del fútbol femenino?
Está en crecimiento, el avance es rápido. Hay que avanzar de una manera más solida y con consistencia. Considero que hay varios aspectos a potenciar, el primero es que se vaya acentuando conocimientos en la sociedad respecto al fútbol femenino, es prescindible darle naturalidad a la situación. Un ejemplo personal, tengo dos hijos, el mayor es Adrián y me lo suelo llevar a los entrenamientos los viernes, en los partidos va de recogepelotas. Y para él ver jugar a una chica es lo más natural del mundo, cuando hay amigos suyos que les toca todavía. O mi hija, que también va a los partidos y lo ve con naturalidad, se conoce todos los nombres de las chicas. A eso me refiero con naturalidad. Otro aspecto que destacaría, por parte de todos los que formamos este ecosistema, debemos seguir sumando desde nuestra posición. Y un tercer factor es que se le de mayor visibilidad por parte de los medios de comunicación más potentes y fuertes del país, para llegar a un mayor alcance, de esta manera será posible ofrecer a clubes y patrocinadores un retorno económico. 

¿Tienes algún referente?
Tanto en lo personal y profesional, Dani Pérez de Objetivo Analista. Y otro que para mí es un fuera de serie, Raúl Peláez del FC Barcelona. Y actualmente estoy haciendo un Master en Big Data Deportivo que lo imparten en el centro Big Data International Campus de ENIIT Business School, me estoy encontrando con gente tanto en formación como compañeros, que seguro serán referentes para mí. 

¿Y una frase para acabar?
Te diré una frase que tengo en mi cabecera de Twitter, el fútbol femenino no parará de crecer jamás, es ya presente y futuro.
MÁS NOTICIAS FÚTBOL FEMENINO:
VOLVER
Raúl Molina: “tenemos que ser los ojos extras del entrenador”
FacebookTwitterInstagramYoutube
SUSCRÍBETE