Ane Atristain, antes jugadora y ahora fisioterapeuta, pero siempre en el Eibar

LA ENTREVISTA
19/11/2020 | Carolina Márquez Pino
Desde el césped al banquillo es el camino que ha tomado la fisioterapeuta de la plantilla vasca. Ahora miembro del cuerpo técnico, pero hace unos años, jugadora del primer equipo
Ane Atristain, antes jugadora y ahora fisioterapeuta, pero siempre en el Eibar
S.D Eibar
Si hablamos de amor por los colores hay que preguntarle a Ane Atristain (Gipuzkoa, 1995), que lleva media vida en el Eibar. Ha estado en las filas del conjunto vasco desde los doce años, primero en las categorías de cadete y juvenil para después dar el salto al primer equipo. Después de unos años dejó las botas para ser la fisioterapeuta del equipo armero. 

El ascenso conseguido a Primera Iberdrola provocó diferentes sensaciones. Ane fue parte del proceso y testigo de cómo un equipo fue creciendo hasta llegar a la máxima categoría, primero desde el campo de juego y después desde los banquillos con el cuerpo técnico. Ahora sigue disfrutando del fútbol pero desde el área sanitaria, una experiencia que le ha permitido ver el otro lado de este deporte.

Tu historia en el fútbol comienza como jugadora, ¿cómo fue esa trayectoria?
Empecé en el Eibar con 12 años, en cadetes. En este tiempo no habían categorías femeninas pequeñas. Estuve dos años en cadete, después en juvenil un año y después nos subieron al primer equipo. Desde entonces siempre he estado en el primer equipo, excepto un año, porque estaba estudiando en Cantabria entonces no era factible jugar. 

¿Cuándo ocurre este cambio de jugadora del primer equipo a fisioterapeuta?
Fue hace poco, en verano del 2019, hace dos temporadas. Se ha dado muy raro, porque al final estás acostumbrada a estar en el campo, a estar mucho más en el juego, y cuando eres fisio, pasas a ser parte del cuerpo técnico, ya no está mucho esa relación que estás acostumbrada a tener con las jugadoras. Pero también es muy bonito porque ves los trabajos que hacen los técnicos, cuando estás dentro del campo no eres consciente ni de la mitad de las cosas que tienen que hacer para los entrenamientos, partidos, recuperación de jugadoras y demás. 

¿Cuál es la razón que te llevó a dejar el campo para seguir en el fútbol pero desde otra área?
Yo diría que varias cosas, en verano del 2017 ya empecé a trabajar. El primer año bien porque era compatible, pero luego cambié a otro trabajo que me exigía mucho más tiempo. Entonces llega un punto en el que estaba todo el día trabajando hasta las 19.00, y a las 19.30 tenía que estar en el campo para entrenar. Entonces fue un año muy duro, además de no estar bien mentalmente, porque estas agobiada por trabajar todo el día, físicamente también me repercutió. Justo en enero me lesioné, en abril me volví a lesionar, tampoco estaba jugando mucho, entonces fue un cúmulo de todo. Ya había hablado con el coordinador diciendo que no iba a seguir el año que viene, y me ofreció a ser la fisioterapeuta del mismo equipo. 

Pero hay que de todas maneras no te has alejado del fútbol, de lo que te apasiona.
Cuando me planteé dejar el fútbol fue muy duro, porque yo llevo jugando al fútbol desde que tengo memoria básicamente, entonces dejar lo que ha sido una gran parte de tu vida, y más que un hobby al final es tu pasión. Entonces ahora poder compatibilizar tu pasión con tu trabajo, pues mucho mejor. 

Ane

¿Cómo vives el ascenso considerando que has sido parte del proceso como jugadora y ahora como miembro del cuerpo técnico?
Fue una mezcla de sensaciones. Un poco de rabia por no poder estar ahí como jugadora que es lo que siempre te hubiera gustado, pero también mucho orgullo. Siempre se tiene que tener en cuenta la gente que ha estado antes, gente nueva que ha llegado y ha hecho todos los cambios que ha podido para que el fútbol femenino vaya hacia adelante. Entonces mucho orgullo por las jugadoras, por el cuerpo técnico y por el club. 

¿Cuánta importancia tiene del rol del fisio en el fútbol femenino? Hace unos años atrás los cuerpos técnicos eran mucho más pequeños, pero cada vez es más completo.
Sí, yo creo que más que en el fútbol femenino, ha sido en el fútbol en general. Quizás ese rol del fisioterapeuta estaba más centrado en solo si te lesionas. No se tenía tanto en cuenta la prevención de lesiones como se tiene ahora, que antes de cada entrenamiento se hacen unos 40 minutos de trabajo específico para eso, o por ejemplo, antes tampoco estaba la figura del readaptador como ahora, que es cuando un jugadora puede pasar al campo pero no está para entrenar, entonces ese intermedio lo hace el readaptador. Y con eso vas a tope porque tienes una persona que está constantemente encima tuyo intentando mejor y fortalecer lo que más puedas. En general, el ámbito sanitario ha ido cogiendo más peso. 

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el fútbol femenino y que trabajo se realiza para prevenirlas?
Las más comunes son las de ligamento cruzado, interno y meniscos. Y desde nuestro equipo, lo que nos toca a nosotros, por ejemplo este año no hemos tenido tantas roturas musculares, es cierto que las chicas tienden a romperse algo más que los hombre, pero se trata de hacer un trabajo preventivo en conjunto. Antes no se cogían 45 minutos del entrenamiento para hacer un plan específico de fuerza, de movilidad y adaptado a cada jugadora. Ahora sí se hace. Entonces tanto como parte de fisioterapeutas y preparadores físicos es mucho mejor porque los resultados se ven. En el futbol femenino, dados los tipos de lesiones más comunes como los que hemos mencionado, es importante analizar y hacer una planificación individualizada a cada jugadora para ver los patrones de movimiento y puntos débiles que pueda tener. De esta forma nos permite trabajar más específicamente las necesidades de cada jugadora, tanto propioceptivamente, muscularmente y otros muchos factores que contribuyen a un mejor funcionamiento del sistema neuromusculo-esqueletico.

En esta temporada hay programas varias jornadas de entre semana, y se puede sumar la Copa de la Reina, ¿cómo se trabaja para mantener a las jugadoras en un buen nivel pese a la alta carga física? 
La clave está en el proceso de recuperación activa. Al día siguiente de un partido no se trabaja a tope pero tampoco descansar en el sofá de tu casa. Entre la recuperación activa y el día posterior al partido suele ser cuando más se pasa por fisio. Es una combinación, debe haber un conjunto de las diferentes áreas. 

¿Cómo has visto el desarrollo del fútbol femenino desde el compromiso de los clubes e instituciones para que las mujeres tomen más protagonismo?
Creo que con los años ha ido mejorando, ha sido muy gradual, Es verdad que en los último años es cuando más ha explotado y los equipos ha apostado más por el fútbol femenino. Pero antes solo los equipos grandes apostaban más, los más pequeños que no tenían recursos no podían. 

¿Cuáles son tus objetivos como profesional?
Aprender todo lo que se pueda porque todos los días estás formándote, ves cosas nuevas y tienes que adaptarte, pero sobre todo aprender y amoldarte a todo lo que te pueda venir encima. Y después como fisioterapeuta, prevenir todas las lesiones que pueda.
MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
Ane Atristain, antes jugadora y ahora fisioterapeuta, pero siempre en el Eibar
¡Conecta con la tribu del Fútbol Femenino!
¿Es para ti?
No lo sabemos.
Lo que sí sabemos es que es para ellas...
Futbolistas, Afición y sus Clubs.
DESCUBRIR MÁS
CONTACTO
Para poder ayudarte e informarte aquí.
FacebookTwitterInstagramYoutube
CLUBS ASOCIADOS
Consulta los clubs e información aquí.
ANUNCIANTES
¿Interesado en anunciarte? aquí.