FacebookTwitterInstagramYoutube

Bárbara Santibáñez: “Mi sueño a corto plazo, a ojos cerrados te digo que es subir a Primera División con el Granada”

LA ENTREVISTA
30/01/2020 | Carolina Márquez Pino
La jugadora chilena que llegó a España en 2017 para cumplir el sueño futbolero. Ha jugado tanto en Primera Iberdrola como Reto Iberdrola. Además, ha sido internacional con Chile.
Bárbara Santibáñez: “Mi sueño a corto plazo, a ojos cerrados te digo que es subir a Primera División con el Granada”
Granada CF
Es profesora de Educación Física y reconoce que no ha sido un camino fácil, Bárbara sufrió una lesión en la rodilla solo unos días después de llegar al fútbol español, un incidente que la mantuvo alejada del césped por casi un año. Hoy disfruta vistiendo la camiseta del Granada CF. 

¿Cómo nace tu conexión con el fútbol?
Mi conexión en el fútbol nace desde pequeña, junto a mi hermano Rodrigo, nos llevamos sólo un año de diferencia por ende toda mi infancia fue junto a él y me enseñó este hermoso deporte. Cuando éramos niños, no había día en el que las calles no fueran nuestro mejor lugar para practicarlo. Así fui creciendo, y cada día fue más el interés y las ganas de jugar al fútbol.

¿Cómo surgió la posibilidad de venir al fútbol español? 
La posibilidad surgió el año 2017, yo estaba en mi último año de carrera de Pedagogía en Educación Física en la Universidad San Sebastián (Santiago, Chile) , ya entrábamos en las fechas de inicio del segundo semestre, cuando Edgar Merino, mi representante y amigo, me dijo que tenía ofertas concretas para partir a España. En este momento evaluamos ambos clubes y nos decantamos por el Sporting de Huelva. Soy una agradecida del trabajo que realiza Edgar, siempre lo he respetado y admirado por su gran labor. El que esté aquí y ahora en España es gran parte gracias a él.

Llegar a jugar en España es un cambio de 180 grados y trabajas para convertirte en jugadora profesional. ¿Cómo has vivido este proceso? 
El proceso fue difícil, hay un periodo de adaptación que debes intentar llevar de la mejor manera. Son muchas cosas las que cambian en tu vida, desde los horarios, tus responsabilidades, tu descanso, tu cuidado, y súmale a todo esto, el aspecto emocional, estar lejos de la familia es muy complicado. Si bien es cierto, mi primer año fue el menos esperado, no me arrepiento de haber venido. 

Tu primer club fue el Sporting de Huelva, durante los primeros entrenamientos sufriste una lesión en la rodilla, ¿cuál fue el impacto en aquel momento? A día de hoy, ¿rescatas algo positivo? 
El impacto fue tremendo, llegué un lunes a España y me lesioné el viernes de esa misma semana. Además, que por los síntomas que presentaba, sólo pensamos que era un esguince de rodilla, pero al ver que no se me pasaba, se decidió hacer la resonancia y arrojo corte de LCA (Ligamento Cruzado Anterior). La pena, la impotencia y la rabia que tuve fue enorme, obviamente en ese momento te haces miles de preguntas, por qué a mi, por qué en este momento, pero después que pude reaccionar y asimilar la noticia, sólo pensaba que como todo en la vida, por algo pasan las cosas. Rescato muchas cosas positivas, aprendí a conocerme, a conocer mi cuerpo, a llevarlo al límite, experimenté muchas veces dolor en silencio, y sobre todo me quedo con las personas, que en ese momento era la fisioterapeuta del Sporting, María de la O Rubio, fue quien me acompañó en el proceso y vivió todas mis subidas y bajadas de esa lesión. Que hoy esté jugando, es gracias a su gran profesionalidad. Me demostró que aún quedan personas que creen que antes de ser futbolista somos personas. 

Después de tu recuperación, ¿cómo describirías tu etapa en el Sporting de Huelva? 
Mi regreso al Sporting post lesión lo describiría como experiencia. No logré nunca llegar al nivel que llevaba desde Chile, quizás por eso también fue mi decisión de salir de ahí. Necesitaba un cambio de aire, necesitaba salir del lugar donde experimenté mi más triste y difícil experiencia a nivel deportivo. Espero algún día devolverles la mano de haber apostado por mí. 

Luego de jugar por el Huelva, llegas al Zaragoza y actualmente estás en el Granada, ¿cómo ha sido la experiencia en estos dos equipos? 
Mi experiencia en el Zaragoza fue de intentar reencontarme con el fútbol. Había perdido la alegría, no estaba disfrutando entrenar o jugar, por eso decidí partir. Llegué al Zaragoza con aire nuevo, con muchas ganas de demostrar que la lesión ya había quedado atrás. En mis cortos 5 meses, di mi 100% y me entregué completamente al proyecto. Volví a encontrarme con los goles, con asistencias y sobretodo con gente maravillosa que hasta el día de hoy considero amigas. Mi paso por el Zaragoza fue el inicio de mi carrera en España, desde ahí en adelante creo que e ido de menos a más. 
Actualmente estoy en el Granada, y me incliné por ellos por la zona (clima), por el equipo, tenía muy buenos comentarios del vestuario y no me equivoqué, es un grupo fenomenal, de un riqueza humana increíble. Hay mucha competencia, no he tenido la regularidad que me gustaría, pero también es cierto que me encanta tener esa ambición y ganas de trabajar cada día más fuerte para ganarte un puesto en el once inicial. El proyecto que me ofrecieron fue lo que me decantó por ellos, llevan varios años tratando de subir a primera división, y espero que el fútbol esta vez me devuelva lo que me debe.

Has jugado en las dos principales divisiones, Primera Iberdrola y Reto Iberdrola ¿Hay mucha diferencia entre ambas? 
La verdad es que con el nuevo formato de la Reto Iberdrola el nivel ha subido muchísimo, hay que saber competir y ser lo más regular posible para estar arriba. Si bien es cierto, la Primera Iberdrola tiene otro plus, las diferencias muchas veces la marcan los presupuestos, porque en mi liga actual hay muchísimas jugadoras de categoría para primera. Hay cosas obvias que sí marcan diferencias, pero la brecha es corta, a mi parecer. 

Bárbara Santíbañez disputando un partido de Reto Ibedrola con el Granada CF

Además de ser futbolista, estudiaste Pedagogía en Educación Física, ¿cómo conseguiste tener un buen rendimiento en el deporte y en lo académico? 
Fue una etapa complicada, en mi experiencia universitaria compatibilizarla con el fútbol fue bastante agotadora. Si bien es cierto, yo tuve la suerte de estar en una universidad que me apoyó al 100%, desde la Vicerrectoría, Jefe de Deportes, Director de Carrera y profesores, muchas veces el agotamiento físico y mental pasaba la cuenta. En ese momento en mi país no existía lo que hoy de a poco empieza a aparecer. Yo tenía que trabajar (tenía 4 trabajos), estudiar, jugar por mi club y también por mi universidad, habían días que sólo cenaba, el traslado para llegar de un lado a otro, no me daba tiempo de parar en en ningún momento. Gracias a Dios pude conseguirlo y obtener mucho apoyo de la Universidad San Sebastián, (Santiago, Chile). 

Para finalizar tus estudios viviste un caso muy particular, la presentación de tu examen de grado la realizaste desde España, ¿cómo lo describirías? No todos se enfrentan a esa situación. 
Fue algo inédito, creo que hasta el día de hoy soy la única estudiante que se ha titulado por videoconferencia para defender su tesis. Eso se lo debo todo a la universidad, a mi Director de Carrera, a mis profesores de tesis, ellos fueron los responsables de apoyar a una alumna que desde un principio mostró interés por sacar su carrera adelante sin dejar el fútbol. Eso conlleva también responsabilidad, cumplía con mis clases, con mis trabajos y mis exámenes, y mi forma de retribuirles lo que estaban haciendo, era representar a mi universidad en los campeonatos universitarios. 

Vamos con la Selección Chilena, has estado convocada en varias ocasiones, en caso que Chile clasifique a los Juegos Olímpicos de Tokio, ¿te ves en la lista de jugadoras convocadas? 
Es poco real decirte que sí, si soy una jugadora que hace ya un tiempo no es considerada. Actualmente si me lo preguntas te diría que no, que no estaré en la lista de jugadoras convocadas por cosas obvias. Sólo espero que por el trabajo y el esfuerzo que hacen todas las que están ahí, y por el bien del fútbol femenino consigan esa clasificación para nuestro país, para que siga creciendo a nivel mundial y potenciando el fútbol femenino a nivel nacional. 

En Chile, el fútbol femenino está viviendo algunos cambios, el último es el anuncio de Colo Colo con los contratos profesionales a todas las jugadoras. También estuviste en las filas de este equipo, ¿cómo ves ese hito?
Me parece que es algo que todos estábamos esperando hace mucho tiempo. Se veía de lejos que Santiago Morning estaba haciendo muy bien las cosas, y un club como Colo Colo no podía quedarse atrás. Yo sabía que llegaría, mientras esté Harold Mayne-Nicholls en la directiva, el fútbol femenino en Colo Colo seguirá creciendo, o por lo menos, seguirán existiendo instancias y que la futbolista encuentre mejores oportunidades de mejora. Estoy convencida de que cada año, cada club en la medida de lo posible se irá sumando a estas iniciativas, son importantes y muy necesarias para las jugadoras.

¿Cuáles son tus sueños? ¿Tienes algún equipo al que deseas llegar o conseguir algo con la selección? ¿Te gustaría jugar en otra liga europea? 
Si me hablas de sueños, quizás estaríamos todo el día hablando - (ríe). Soy una persona muy ambiciosa, tengo muchas cosas en mi cabeza que me gustaría conseguir a corto, mediano y largo plazo. Si me preguntas a corto plazo, a ojos cerrados te digo que es subir a Primera División con el Granada CF. Si me preguntas a nivel personal, me encantaría llegar a ser una gran entrenadora, voy a omitir a quién me gustaría dirigir o cuál es mi meta, pero me estoy preparando para llegar a cumplirlo. Por el momento estoy cómoda en la liga española, quiero estar varios años aquí y poder consolidarme, aún no llego al nivel que me gustaría y quiero encontrarlo, cuando eso ocurra, quizás probaría en otra liga.

¿Qué le dirías a Bárbara de 15 años? 
¡Uf!, le diría tantas cosas, pero una de esas cosas es que esté tranquila, que todo llega a su tiempo, que siga luchando y trabajando como lo hace, que tarde o temprano con su perseverancia va a conseguir llegar donde ella quiere. A los 15 años ya estaba cumpliendo un sueño, a esa edad ya vestía la camiseta de mi selección, así que sólo la alentaría a tener paciencia y que siga adelante con todos sus planes y proyectos que tiene en mente. 

Si pudieras destacar algunos momentos de tu carrera, ¿cuáles serían? 
Hay varios la verdad, a nivel deportivo me quedo con el sub-campeonato Sudamericano S17, con la participación y vivencia del Mundial de Trinidad y Tobago S17, con la participación en Copa Libertadores 2011 con la camiseta del club del cual soy hincha (aficionada), con el campeonato histórico conseguido con Palestino, y por supuesto, con mi traspaso al fútbol español. 

¿Cómo has visto la cobertura de los medios chilenos sobre el fútbol femenino? Especialmente con las chilenas que juegan en el extranjero.
Creo que cada día esa labor aumenta positivamente. Gracias a esos medios es que desde lejos puedo estar pendiente y saber todo lo que pasa con la liga nacional y nuestras jugadoras extranjeras, espero que con los años se vea esa masificación en la TV y no quede solo en redes sociales. Nos merecemos ese espacio, nos lo hemos ganado, la misma importancia tiene que llegue Jorge Valvidia a Morelia, que Cristiane Endler esté jugando Champions League o Copa de Francia.
MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
Bárbara Santibáñez: “Mi sueño a corto plazo, a ojos cerrados te digo que es subir a Primera División con el Granada”
CLUBS ASOCIADOS
Consulta los clubs e información aquí.
CONTACTO
Para poder ayudarte e informarte aquí.