¡Súmate a su VISIBILIDAD!
SUSCRÍBETE

El sueño de Nayadet López junto a toda Chile

LA ENTREVISTA
22/06/2021 | Marc Andrés i Sanz
La selección chilena de fútbol femenino disputará en Tokio los primeros Juegos Olímpicos de su historia
El sueño de Nayadet López junto a toda Chile
Nayadet López, con el Santa Teresa | Foto: Civita Santa Teresa Badajoz
13 de abril de 2021. Para muchos un día normal. Para una futbolista como Nayadet López (Manises, 1994) y para todo el fútbol femenino chileno, fue un día quedará siempre para la historia. En esa fecha, Chile ganó la eliminatoria de repesca a Camerún y se clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, los primeros para la selección chilena. Tras hacer historia clasificándose para el Mundial de Francia en 2019 por primera vez, La Roja Femenina continuó sumando hitos y este próximo julio debutará en unos Juegos Olímpicos.

Para una jugadora como Nayadet, el poder participar en unos Juegos es un sueño que parecía imposible pero que se ha convertido en realidad. Pese a una temporada difícil para su club, ya que el Santa Teresa ha descendido a Reto Iberdrola, la hispano-chilena se ha sentido importante en el club extremeño y encara con muchísimas ganas el reto que supone poner a Chile en el mapa del fútbol femenino. Además, con esa misma motivación e ilusión, Nayadet también encara su futuro individual y su día a día como futbolista.

¿Cómo te estás sintiendo, individualmente, esta temporada?
La verdad es que bien. Después de la pandemia, era difícil tanto física como psicológicamente, pero me he sentido muy importante en el Santa Teresa. Prácticamente lo he jugado todo, así que estoy contenta y agradecida de poder jugar en la máxima categoría, tener tantos minutos y contar con esa confianza.

Empezando por lo más positivo, hay que hablar de Chile. Este verano, la selección chilena de fútbol femenino jugará, por primera vez, unos Juegos Olímpicos. Cuando escuchas eso, ¿cómo te sientes?
Súper contenta, la verdad. Aún no me creo que tengamos esa posibilidad de ir, que estemos dentro y que estemos preparando esos Juegos Olímpicos. A parte de que es algo histórico para Chile y para el fútbol femenino chileno en general, para mí es algo que sueñas, pero que nunca piensas que puedes alcanzar. Parece que los sueños sí que se cumplen y ojalá pueda estar en esa lista final para poder ir a Tokio.

La clasificación se consiguió en abril ante Camerún. Ahora que hablas de sensaciones, ¿cuál fue ese sentimiento cuando la colegiada pitó el final?
Ilusión; lo hemos conseguido. Mirar alrededor y ver llorar. También ver las caras de alegría de todas las compañeras, el cuerpo técnico y de todo el mundo que ha estado trabajando. Es verdad que cada una lo transmite como puede o como lo siente, pero yo ni me lo creo. No lo asimilaré hasta que no esté allí y vea que estoy en la villa, que he podido entrar a los Juegos Olímpicos. Pero esa sensación que dices es increíble. Pita la árbitra y ya dices que vas a los Juegos, que tienes ese cupo.

Y por cómo han ido las últimas convocatorias, ¿tú te ves dentro de la lista de los Juegos?
Están contando conmigo. Es verdad que en esa última convocatoria del repechaje no pude disputar minutos porque llegué bastante tocada del club. Ahora, en esta convocatoria que también me han llamado he podido disputar minutos, así que por ahora cuentan conmigo. Igualmente, ojalá pueda tener más minutos, porque por lesión y demás no he podido tenerlos y así llegar a esa última convocatoria de julio.

"A parte de que es algo histórico para el fútbol femenino chileno, para mí es algo que sueñas, pero que nunca piensas que puedes alcanzar"


Nayadet 2
Nayadet López, frente a la Real Sociedad | Foto: Civita Santa Teresa Badajoz

Hablando de la convocatoria, la estrella está en portería con Endler. ¿Qué más argumentos tiene Chile para hacer un buen papel?
Es verdad que como individualidad la destacada es Tiane Endler, porque ella lo ha demostrado, lo sigue demostrando y lo va a demostrar. Pero el conjunto, el grupo, el equipo y la manera de jugar es súper importante y nos puede dar muchísimo ante rivales tan grandes que tienen muchas más individualidades, pero nosotras como equipo lo podemos contrarrestar.

Mencionando el grupo y el colectivo, ¿qué crees que aprendió Chile de jugar contra Suecia y Estados Unidos en ese Mundial de Francia en 2019?
Por lo que creo y lo que hemos hablado, sobre todo madurez deportiva. También profesionalización y el decir “puedo jugar con ellas” aunque estén a otro nivel. Podemos competirles si trabajamos más, si sacrificamos más. Como equipo, estar a las ayudas, entender que no es tanto lo individual sino el grupo. Y además, está la madurez individual de vivir esas experiencias y jugar contra futbolistas tan buenas.

Y del pasado toca ir al futuro, porque en unos Juegos Olímpicos que disputan 12 selecciones, algún rival complicado iba a tocar. Japón, Canadá y Reino Unido… menudo grupo.
Sí, la verdad es que es un grupazo. Hay que tomárselo como lo que es. Son los Juegos Olímpicos y van los mejores países, sabes que todos tienen grandes selecciones. Pero bueno, tras esa clasificación histórica que conseguimos toca seguir soñando con hacer historia y qué mejor que tener esos tres equipos para poder dar la sorpresa.

Antes mencionabas esa madurez de grupo. ¿Es esa base el máximo argumento para hacer más historia en los Juegos?
Sí, sí, yo creo que nos tenemos que basar en eso, en lo grupal. Trabajar juntas en los partidos. Cuando hablo de colectivo, me refiero tanto a jugadoras, como cuerpo técnico, todo lo global. Se está trabajando muy bien y creo que se puede sacar esa clasificación de grupo. Estas fechas FIFA han sido importantes, jugando contra Eslovaquia – derrota 1 a 0 – y Alemania – empate a 0 – que son también dos potencias.

Nayadet 1
Nayadet López en la concentración de la selección chilena. | Foto: Federación de Fútbol de Chile

Quizá Eslovaquia era de perfil más bajo, pero Alemania es una selección del máximo nivel, aunque no vaya a estar en los Juegos Olímpicos.
Claro. Alemania es una potencia mundial y el prepararnos con ellas, hemos visto cómo nos sentimos y qué podemos trabajar y mejorar para esos Juegos Olímpicos de julio.

En esos Juegos, un país como Chile quizá va a ir a disputarlos sin presión alguna y con la mentalidad de disfrutar. ¿Es así?
Sí, aunque también con la responsabilidad de hacer un buen papel, trabajarlo lo máximo posible bien y con la posibilidad de dar la sorpresa y seguir soñando como he dicho. Pero es eso, vamos con la mentalidad de disfrutar. Hay que pararse a pensar en lo que hemos conseguido. Hay que disfrutarlo, trabajarlo y ojalá podamos conseguir esa clasificación y podamos ir pasando de fase.

Luego es cierto que con el Santa Teresa jugaste en el Ciutat de Valencia del Levante. Igualmente, ¿cómo te esperas que pueda ser un Chile – Japón ante una selección anfitriona?
Hace dos años con Australia ya lo vivimos. Estuvimos ante 26.000 personas en Australia ante esa selección. Creo que puede ser parecido, aunque multiplicado por dos o por tres. Es una motivación extra, el sentirte de verdad futbolista. Te sientes arropado, aunque no sea tu gente, porque al fin y al cabo están celebrando la fiesta que es el fútbol femenino. Para mí, personalmente, sería algo súper gratificante y me iría muy bien.

Cambiando de selección al club, ésta ha sido tu quinta temporada en el Santa Teresa, equipo con el que has vivido ascensos y descensos. ¿Cómo es esa experiencia?
Estresante. Al final y al cabo, tanto ascender como descender lo es. Vives al límite, sabes que tienes que ganarlo todo o rascar puntos de donde puedas. He vivido todo en el Santa Teresa, también mi lesión de rodilla, la más grave que he tenido. Esto es como una familia más para mí.

Es complicado porque aquí estoy cómoda, pero profesionalmente estoy intentando buscar algo mejor


Además, tú te has seguido quedando allí tras bajar y subir y llevas ya cinco temporadas…
Sí… Es verdad que llegué y me lesioné, pero después de una lesión de tan larga duración ellos me apoyaron. Y creo que yo tenía que seguir en el club por todo lo que hicieron por mí, por cómo se preocupó. Luego lo que dices, el descenso, la vuelta a ascender y jugar en Primera de nuevo con el equipo con el que has subido, en el que te has recuperado de la rodilla. Ha sido importante y ha sido una muestra de gratitud a cómo se han comportado años atrás.

Ahora que dices esto, ¿mientras puedas, vas a seguir en el Santa Teresa?
Bueno, creo que es complicado. Han cambiado mucho las cosas. Es complicado porque aquí estoy cómoda, pero profesionalmente estoy intentando buscar algo mejor.

En ese sentido, tras el descenso, el Santa no va a estar en esa primera liga profesional del fútbol femenino. ¿A una jugadora, le hace ilusión poder estar en esa liga?
Sí. Las jugadoras lo que queremos, al menos por mi parte, es jugar y tener minutos. Luego, si puedes estar en la máxima categoría, pues estarlo. Ahora, como tú dices, se hace profesional y es algo por lo que hemos luchado muchos años y queremos aprovechar ahora que se va a hacer realidad.

Y para ti, personalmente, ¿cuál es el objetivo individual que te marcas este mes para preparar los Juegos y, también de cara a tu futuro como futbolista sea donde sea?
Sobre todo, quiero llegar bien, no lesionarme. Seguir trabajando lo psicológico, porque lo que queda de temporada ya no es tan físico, sino más psicológico. Trabajar con esa presión de si voy a ir o no voy a ir con la selección, pero estar preparada. Tengo que estarlo tanto física como psicológicamente, también nutricionalmente, para poder llegar a esos Juegos Olímpicos, si es que me necesitan.
MÁS NOTICIAS FÚTBOL FEMENINO:
VOLVER
El sueño de Nayadet López junto a toda Chile
FacebookTwitterInstagramYoutube
SUSCRÍBETE