FacebookTwitterInstagramYoutube

Iragartze Fernández: “igual que ellas se hacen más profesionales, eso nos obliga a hacerlo también”

LA ENTREVISTA
31/03/2020 | Carolina Márquez Pino
La árbitro asistente lleva su segunda temporada en Primera Iberdrola y día a día debe compaginar sus dos pasiones: el fútbol y la enfermería
Iragartze Fernández: “igual que ellas se hacen más profesionales, eso nos obliga a hacerlo también”
Iragartze Fernández
Está todo controlado en las bandas del campo de juego. Iragartze Fernández lleva el banderín cada fin de semana en los partidos de Primera Iberdrola asegurándose del juego limpio. Por ahora, con la situación de coronavirus en España, se desempeña como enfermera en un centro de salud para ayudar fuera del campo de juego. 

Una árbitro que con dos años en la máxima categoría femenina, ha disfrutado en el mismo terreno de juego del clásico femenino y del clasificatorio a la Eurocopa 2021 en un partido en Israel. La colegiada llevó su pasión por el fútbol al arbitraje, una lesión la alejó del balón pero no de las canchas.  

¿Cómo llegas al arbitraje?
Llevo cinco años, antes jugaba fútbol, siempre ha sido mi pasión, Jugaba en el Bizkerre de la competición vasca, que antiguamente era como la segunda división femenina. Tuve una lesión, pubalgia (lesión del pubis), y por ese motivo tuve que dejarlo, la única opción era operarme y no me daban buenas expectativas. Tenía una compañera de equipo que siempre me hablaba del arbitraje y de pequeña yo tenía esa espinita clavada del arbitraje, mi padre clasificaba las tarjetas amarillas y rojas de cartulinas. Y bueno, nos apuntamos las dos al curso de árbitro.

¿Cómo ha sido el salto a Primera Iberdrola?
Esta es mi segunda temporada en Iberdrola. Se nota la diferencia de arbitrar un primera nacional o segunda división femenina. Al final las jugadoras están luchando por su profesionalidad, se dedican cien por cien al fútbol, entonces sí hay más competitividad. Cada año en los terrenos de juego se ve como las jugadoras tocan mejor el balón, juegan mejor, ellas se dedican más al fútbol, es fácil que sean mejor. Y también los fichajes internacionales hacen que la calidad de los equipos sea mayor. 

Hablas sobre el profesionalismo del fútbol femenino, ¿de qué manera pueden aportar ustedes, las árbitros?
Al igual que ellas se hacen más profesionales, eso nos obliga a hacerlo también. Por ejemplo, si hay una jugadora que es más rápida, dedica más tiempo a la potencia y a la fuerza en los entrenamientos porque se puede dedicar solo al fútbol, si es más rápida en el fuera de juego entonces nosotras también tenemos que mejorar, asistentes y árbitras. Debemos ser igual o más rápidas que ellas para ver la jugada de fuera de juego. Al igual que pasa con los sprints, al minuto 90, si una jugadora físicamente ha mejorado pues nosotras necesitamos ese sprint para alcanzarles. Ellas dedican el tiempo al fútbol la mayor parte de su tiempo, y nosotras en consecuencia, hace que vayamos junto a ellas.

¿Cómo compaginas el arbitraje con tu otra profesión?
Soy enfermera, trabajo bajo turnos en un hospital, mañanas, tardes y noches. Cuando empecé en el mundo del arbitraje de forma más profesional en Iberdrola, pues tuve que adaptarme a ello, al final tienes dos trabajos y con la misma importancia ambos, entonces tienes que hacer malabares para que se puedan complementar y encajar entre ellos. Tuve que dejar el hospital y entré en un centro de salud pública, poco a poco me he ido adaptando. Ahora mismo trabajo jornada completa por el coronavirus, pero hace dos semanas trabajaba tres días a la semana como enfermera y el fin de semana me iba arbitrar. 

Si te hicieran escoger entre el arbitraje o enfermería, ¿con cuál te quedas?
Si por un caso no lo pudiese compaginar y tuviese que elegir, sé que la enfermería es algo que voy a tener siempre pero el arbitraje tiene una fecha de caducidad, no hay árbitros con 60 años. Por eso motivo, iría más al arbitraje, es un tren que pasa solo una vez en la vida. En cambio, la enfermería es algo que voy a tener siempre, es un título que no me quitará nadie. 

¿Cómo se trabaja bajo presión y críticas?
Yo creo que la gente al igual que insulta a un árbitro chico, insulta a un árbitro chica. La verdad es que no tengo problemas, cuando estás de cara al público siempre estás expuesto. Inevitablemente tenemos que escuchar cosas que no nos agradan o escuchamos opiniones que no compartimos. No sufro, nos insultan muy poco. Quizás porque estoy muy enchufada al partido los 90 minutos que no escucho las críticas, no estoy consiente de ellas, al igual que en mi trabajo de enfermera. Estoy tan conectada al partido que no escucho ni lo que dijo la jugadora o el público. 

¿Cómo ves la llegada de árbitros mujeres para LaLiga?
Actualmente tenemos a Guadalupe Porras, que es la primera en debutar en un partido de primera división masculina, es un ejemplo más que, al igual que un hombre, una mujer lo puede hacer. Simplemente trabajando y haciendo bien las cosas es el camino correcto para llegar a la máxima categoría masculina. Guadalupe tiene que ser un ejemplo para nosotras y continuar por su mismo camino. 

Primera Iberdrola

¿Verías con buenos ojos la instalación del VAR en la competición femenina?
El VAR es una herramienta que sirve para mejorar y hace que al final el fútbol sea más justo. Como seres humanos se nos pueden escapar un montón de cosas, cometemos muchos errores como los comete todo el mundo día a día en su trabajo. Entonces un herramienta tecnológica como el VAR nos puede ayudar a corregir el error humano, el error que cometemos como asistentes y como árbitros. Por mi parte, sería más que increíble que puedan poner el VAR en la primera división femenina, nos haría a todos ser mejores y que el fútbol sea mejor y más justo. 

¿Tienes alguna anécdota que atesores?
Este año he podido cumplir un par de sueños. Primero he podido arbitrar el clásico femenino, he podido pitar la ida y vuelta. Y otra de las cosas con las que me quedo, es poder hacer un viaje internacional y pitar un partido del clasificatorio de la Eurocopa 2021 en Israel. Esas dos han sido las mejores de mi carrera. 

¿Cuáles son tus aspiraciones?
Alcanzar lo máximo posible. Pitar la final de un mundial, de alguna Champions League, yo creo que es el sueño de todo árbitro, sobre todo de un mundial, que es el máximo escalón al que podemos optar.
MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
Iragartze Fernández: “igual que ellas se hacen más profesionales, eso nos obliga a hacerlo también”
CLUBS ASOCIADOS
Consulta los clubs e información aquí.
CONTACTO
Para poder ayudarte e informarte aquí.