Querido fútbol: la adulteración

OPINIÓN
05/11/2020 | Andrea Menéndez Faya
Final de la movidita jornada 5 de Primera Iberdrola, con sus aplazados, su conspiración y el runrún de la adulteración en redes sociales.
Querido fútbol: la adulteración
Athletic de Bilbao

De La Arcadia, aunque se conozca más la leyenda, sabemos que era una región real de la antigua Grecia. Tal vez tan paradisíaca que acabó convirtiéndose en un reino imaginario en el que todo era armonía, felicidad y tranquilidad. En ese reino imaginario vivían los pastores, ajenos a todo mal, concentrándose tan solo en el -hoy efímero- ejercicio de vivir en paz. Ninfas, pastores y naturaleza, tres elementos que se repitieron durante siglos en el arte hasta que llegó Nicolas Poussin y se lo cargó todo de un plumazo con un cuadro -Et in Arcadia Ego- en el que metía colores oscuros en el paraíso y a una protagonista inesperada: la muerte. Una tumba, con aquella inscripción, que los pastores leían para recordar que por mucho que vivieran en el paraíso, hay cosas de las que no se pueden librar. Guercino, a lo bestia, tomaría esta idea incluyendo directamente una calavera. Quedémonos con Poussin y tengamos presente que en el paraíso del fútbol, en el idílico escenario del esperado retorno a la Primera Iberdrola, por mucho que queramos evitar hablar de ello y por muy felices que hayamos sido en las primeras jornadas intentando vivir en el oasis, hay un protagonista que no podemos olvidar: la Covid. Que le pregunten al Levante y al Rayo.


Antonio Toledo se bajó de este tren y es imposible culparle. Quien ha dado todo no tiene por qué dar más, y menos aún cuando la situación se complica jornada a jornada, vas de ciudad en ciudad, te avisan de positivo en positivo y cada vez sientes más peligroso el trabajar. No importa. Hay días en los que a una le apetece dar la patada e irse a comentar el curling o el kitesurf. Estas dos últimas semanas un sector de la afición se ha empeñado en demostrar que las personas que hay detrás de las futbolistas y los técnicos no importan. Importa el show, el bussines, las fotos, el faranduleo y el goshipeo, pero no importa el fútbol. Se creen de verdad que les va la vida en esto más que a los protagonistas, y eso es lo peligroso. A dos días de que Lombi pasara sus peores horas en un hospital, tweets atacándola para hacernos los graciosos. Al minuto de anunciar positivos en plantillas, tweets llamando a los equipos tramposos y a las jugadoras irresponsables. No, miren: las jugadoras son personas. De hecho, en muchos casos, son personas muy jóvenes que viven a centenares o miles de kilómetros de sus casas, solas. Que están rodeadas de titulares de muertos y secuelas de enfermos y que cuando les dicen que un test es positivo sienten lo mismo que cualquiera en su situación: miedo. Si creen que las cábalas por los puntos, los partidos aplazados y las clasificaciones son más importantes que eso, ustedes no son aficionados del fútbol. A ustedes les gusta comentar cosas que tienen que ver con el fútbol, pero no han entendido nada de lo que envuelve a este deporte que, en nuestra parcela, sigue siendo extremadamente noble. Sin futbolistas no hay fútbol. Hay un mercado donde depositar apuestas y hacerse fotos con famosos, pero no hay fútbol. Un poquito de empatía, que no está de más recordarles que las nuestras, a diferencia de Benzema o Messi, sí leen las burradas que depositan sobre ellas cuentas anónimas cuando les pega el viento de cara. Y sí les duelen.


Ese protocolo que ni se ha leído la mayoría clamante y clamorosa sirve para protegerlas. Así que léanselo de una vez, y entiendan que si para ustedes hay una pandemia, para ellas también. Preocúpense de los equipos que no lo han cumplido, que han jugado con público teniendo la orden de jugar a puerta cerrada, que han llamado a su afición a apelotonarse en la puerta del campo o que han ocultado positivos para no aplazar un partido sabiendo que el rival tenía jugadoras lesionadas. Los hay en nuestro fútbol igual que los hay en el de los vecinos de Segunda B. El día 14 se acabará el circo y vendrán los llantos, cuando sea obligatorio pasar tests que no se han pasado por órdenes de directivos ahorradores y veamos consecuencias a los que hagan trampas poniendo en peligro al resto. Céntrense en atacar a quien hace las cosas mal y no a quien intenta que no se rompa la competición por no poder controlar su propio foco. Y dejen a las jugadoras hacer aquello por lo que se las paga: jugar. Les caigan mal, les caigan bien o les caigan regular.


En el fútbol, el Depor también nos duele. Quiere jugar como el año pasado sin las jugadoras del año pasado y se hace harto difícil, más cuando delante tienes a las jugadoras del año pasado haciendo virguerías en el Madrí. La guardería rebelde de la Real volvió, y con ella también volvió Nahikari que hizo lo que sabe hacer Nahikari: marcar goles. También Sosa hizo lo suyo para darle por fin tres puntos a un Betis que los necesitaba como el comer. El Espanyol, que no gana para bajas, se dejó los tres suyos  en Tenerife y el EDF y el Valencia se repartieron el botín después de que una Jade magnífica marcara en dos ocasiones. El Atleti es líder en ausencia del líder, y el Athletic (que no el Bilbao, señores retransmisores) le pinchó el globo a un Madrid que quiere seguir soñando con el pasaporte a Europa. Y además lo hizo con un gol de los que me gustan: saque de córner rasito de Erika y zambombazo a la escuadra de Cirauqui según se le acerca. Cuando yo tenía un equipo, el Condal, hacíamos esa jugada y si entraba había que invitar a una ronda de cervezas después del partido. Nunca entraba.


Es que, sinceramente, no me apetece hablar de fútbol. Me pregunto qué pasó por la cabeza del primer pastor que se encontró la tumba en la Arcadia del cuadro de Poussin. Et in Arcadia Ego. El mazazo de realidad no debió ser más difícil que ese momento de buscar al resto de pastores y decirles: ojo,  muchachos, que esto no es tan paraíso. Se parece al paraíso un montón pero cuidao. Seguro que no le creyeron, le llamaron pesimista, exagerado o incluso mentiroso. Ay, pastor pintado en un cuadro de hace siglos, cómo te entiendo. Et in Arcadia Ego. Y en la Primera Iberdrola, jornada 5, otros dos partidos a la lona. Ánimo a todas las jugadoras que han dado positivo, que su recuperación sea rápida y sin consecuencias. Precaución al resto. Y fuerza, mucha fuerza, a los servicios médicos de los clubes, que seguirán viendo cómo les llueven piedras durante la temporada cada vez que detecten un positivo y pidan parar, tal y como les obliga el protocolo, y tal y como les pide el sentido común. Fuerza, ánimo y precaución. Que esto va a durar poco.

 

MÁS ACTUALIDAD:
VOLVER
Querido fútbol: la adulteración
¡Conecta con la tribu del Fútbol Femenino!
¿Es para ti?
No lo sabemos.
Lo que sí sabemos es que es para ellas...
Futbolistas, Afición y sus Clubs.
DESCUBRIR MÁS
CONTACTO
Para poder ayudarte e informarte aquí.
FacebookTwitterInstagramYoutube
CLUBS ASOCIADOS
Consulta los clubs e información aquí.
ANUNCIANTES
¿Interesado en anunciarte? aquí.